El Terroir de la Ribera del Duero

Antes de explicar las características del Terroir del área de producción de la Denominación de Origen Ribera del Duero, es preciso definir qué significa el término ‘terroir’: se trata de una palabra de origen francés que, aunque no tiene traducción en nuestro idioma, hace referencia a las características medioambientales que marcan la personalidad de un vino.

Esto es, el clima, el suelo, la geografía y las variedades de uva.

La D.O. Ribera del Duero comprende municipios de Valladolid, Burgos y Soria; tienen 115 km de longitud y 35 km de anchura. La altitud en la que están plantados los viñedos oscila desde los 720 metros hasta los más de 1.000 en algunas zonas.

Además, la climatología de la Ribera vallisoletana, en el extremo occidental, presenta claras diferencias con la de la zona soriana, en el extremo oriental. Por lo tanto, es deducible que existen múltiples y diversos terroirs, incluso en un área pequeña.

Sin embargo, es posible determinar algunas generalidades sobre el Terroir de la Denominación de Origen Ribera del Duero.

  • Variedades de uva: El Consejo Regulador de la D.O. Ribera del Duero ampara varios tipos de uva con los que poder elaborar vino. Son la Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot, Malbec, Garnacha Tinta y la blanca Albillo. De todas ellas, la Tempranillo es la uva reina de la Ribera, los vinos deben contener al menos un 75% de esta uva.
  • Clima: Se trata de un clima mediterráneo con carácter continental. La pluviometría ronda los 350 – 400 mm anuales y se caracteriza por inviernos muy fríos y veranos muy calurosos, con una gran amplitud térmica entre el día y la noche. El clima la Ribera del Duero tienen dos hándicaps que, por desgracia, se repiten año tras año en mayor o menor medida, las heladas tardías y el granizo.

Sin embargo, el clima es diferente en las distintas zonas de la Ribera del Duero. En Soria, por ejemplo, el invierno es mucho más duro. Los viñedos más próximos al río Duero suelen tener menos problemas con las heladas debido a la niebla…

  • Suelos: A lo largo y ancho de la Ribera del Duero es posible encontrar una gran diversidad de tipos de suelos. Incluso en la misma parcela en numerosas ocasiones también existen marcadas diferencias. Los compuestos que hay en el suelo son cascajo (cantos pequeños), arcilla, arena y caliza. En función de la zona o parcela, estos compuestos se presentan en diferentes porcentajes.

Normalmente, las parcelas más cerca del Duero tienen un mayor porcentaje de arena, mientras que las más lejanas disponen de más canto. En los páramos y laderas que se extienden a los lados de la Ribera es fácilmente identificable la roca caliza (blanca), que aporta frescor a los vinos.

  • Geografía: En más de 100 km de extensión es lógico encontrar diferenciación en las parcelas en las que están plantadas los viñedos. Encontramos zonas llanas, zonas de mayor o menor pendiente, pero también distintas orientaciones. En función de dónde estén plantadas las cepas, los racimos acumularán determinados recursos hídricos y su maduración será diferente.

Todas las particularidades citadas anteriormente hacen de la Ribera del Duero un área de producción de vino rica, diversa y apta para elaborar vinos de la más alta calidad.

Por Patricia Regidor de Bodegas Comenge

Queremos acercar el vino al nuevo consumidor

“Nuestros vinos son maduros y complejos. Quizás no tan enfocados a un consumidor novel, por eso nuestro objetivo es educar al nuevo consumidor, enseñarle cómo apreciar un vino a través de la cata y los sentidos, hacerles sentir la cultura del vino desde dentro, como la sentimos nosotros, y atraparles en este mundo tan apasionante”.

Así explica María Luisa Cuevas a Mundovino.net cómo acercar el vino al público más joven, y cómo fueron los inicios de Bodegas Cuevas Jiménez.

En el año 2001 mi familia, empresarios de Castilla y León desde los años 60, decidimos hacer realidad un viejo y anhelado sueño: elaborar nuestro propio vino. La coordinación de este proyecto familiar y la dirección del mismo me fue encomendada a mí, y desde entonces estoy al frente de este fantástico desafío, que hemos convertido en una gran realidad: BODEGAS CUEVAS JIMENEZ, más conocida como BODEGAS FERRATUS. Una bodega situada en un entorno inigualable de pinares, donde los detalles constructivos, respetuosos con el medio ambiente, no dejan indiferente a quien nos visita.

Los objetivos de nuestra bodega estaban muy claros desde el principio: elaborar un vino con alma, con personalidad y estilo propios. Para lograrlo, son varios los factores que han influido como dotar a la bodega de los más modernos medios técnicos, seleccionar la uva tempranillo entre los mejores y más antiguos viñedos de la Ribera del Duero y por supuesto rodearme del mejor equipo humano que me apoya diariamente.

Puedes leer toda la entrevista en: https://www.mundovino.net/entrevista-de-mundovino-net-a-maria-luisa-cuevas-gerente-de-bodegas-cuevas-jimenez.html

Las nuevas añadas FERRATUS consolidan sus puntos Peñín

En Bodegas Cuevas Jiménez esperamos el veredicto del equipo de catadores de José Peñín como el estudiante que espera sus notas después del largo curso. Este año, las nuevas añadas catadas han aprobado con nota, consolidando los resultados obtenidos en la edición anterior.

94 puntos para FERRATUS Sensaciones 2011, al que la prestigiosa guía define como un vino elegante, fino, complejo y equilibrado.

93 puntos para FERRATUS 2012. Un vino con aroma a fruta madura, confitada, ebanistería y tabaco, que en boca es largo, espaciado, y con taninos maduros.

La Guía Peñín es el manual de vinos españoles de referencia a nivel internacional. Después de catar durante todo el año 11.500 vinos, la guía recoge la cata y puntuaciones más relevantes de todos ellos.

FERRATUS AØ, Diamante por segundo año en el Concurso Vino y Mujer

La Escuela Española de Cata en Madrid ha acogido la final del concurso Vino y Mujer. Un concurso que pone en valor los vinos con importante participación femenina en su elaboración, como es el caso de FERRATUS AØ, y cuyo jurado está formado por expertas de alto reconocimiento internacional.

FERRATUS AØ ha recibido por segundo año consecutivo el premio Diamante en esta edición 2018. Un reconocimiento que reciben a partes iguales el joven FERRATUS AØ y el alma mater de la bodega Cuevas Jiménez, María Luisa Cuevas.

En el concurso han participado más de 200 vinos procedentes de 15 países, que representan a un total de 34 regiones vinícolas internacionales.

María Luisa Cuevas, al frente de la bodega familiar desde su fundación en 2003, es bodeguera y viticultora de corazón y pasión, y en estos 15 años ha posicionado sus vinos FERRATUS como referentes de la DO Ribera del Duero. Además es embajadora de las marcas “Ribera del Duero” y “España” allá donde va. Actualmente produce 90.000 botellas y exporta el 60% de su elaboración, con una estrategia de crecimiento fuerte a corto/medio plazo.

FERRATUS en el Salón de los Grandes Vinos de Castilla y León

El próximo 24 de enero, el Hotel Villa Magna de Madrid acoge el Salón de los Grandes Vinos de Castilla y Léon. Una oportunidad única para presentaros nuestras nuevas añadas, FERRATUS Sensaciones 2010, FERRATUS 2011 y FERRATUS AØ 2016, que ya cuentan con puntuaciones destacadas de reconocidos prescriptores.

FERRATUS Sensaciones 2010 es un vino elaborado con uvas que proceden únicamente del Pago de Santa Cruz de la Horra. Se trata de un vino que no deja nada al azar. En boca tiene volumen y es estructurado y completo. En definitiva es puro estímulo. Robert Parker le da 91 puntos, James Sucking 93, Guía Peñín 2018 94 y Guía ABC de los Vinos 2018, 93+.

FERRATUS 2011 además de ser un vino moderno y elegante, es el buque insignia de nuestra bodega. En la cata se descubren aromas de fruta roja y negra y, rememorando nuestra infancia, de caramelo de violeta. La madera, siempre sutil, aporta notas de tabaco, chocolate y le confiere una gran complejidad. Robert Parker lo puntúa con 90 puntos, James Suckling 93 y Guía Peñín 2018 93.

FERRATUS AØ 2016 es el joven de nuestros tempranillos. Su colorido rojo picota con abundantes violáceos, rebosa vida y energía. Esto, unido a los matices y complejidad de la crianza en la madera (tabaco, chocolate o vainilla), hace que sea un vino redondo, contemporáneo y vanguardista en su estilo. James Suckling le da 91 puntos y la Guía Peñín de los vinos de España con 89 puntos.

Si quieres conocerlos, escríbenos y te enviamos una invitación para asistir al Salón.

Miércoles, 24 de enero de 2018
Hotel Villa Magna ***** (Salón Presidencial)
Paseo de la Castellana, 22 – Madrid
Horario: de 12.00 h a 15.00 h. y de 17.00 a 21.00 h.

FERRATUS AØ, Diamante en el palmarés Vino y Mujer

La Escuela Española de Cata en Madrid acogía recientemente la cata final del concurso Vino y Mujer. Un concurso que pone en valor los vinos elaborados por mujeres, y cuyo jurado está formado por 20 expertas que gozan del más alto reconocimiento internacional.

FERRATUS AØ 2015 ha recibido el premio Diamante en esta edición 2017. Reconocimiento que reciben a partes iguales el joven FERRATUS AØ y el alma mater de la bodega Cuevas Jiménez, María Luisa Cuevas. Esta mujer arandina que no contaba con tradición en el mundo del vino, salvo el hecho nada menor de haber nacido en la Ribera del Duero, decidió en el año 2003, movida por el destino,  fundar su propia bodega. A día de hoy es por encima de todo amante de sus vinos y de su trabajo, y merecedora de este Diamante.

Ferratus_Mluisa-01b

Agradecemos a la organización de los premios y al jurado, el reconocimiento y empuje a aquellas profesionales enólogas, sumilleres y viticultoras, que hacen posible que las mujeres ocupen el lugar que les corresponde en el sector del vino.

Hombres de campo, sabios y pacientes

Hoy sentimos un respeto y admiración especial hacia los agricultores y labradores, que celebran el día de su Patrón, San Isidro, a pesar de que el último mes haya sido para muchos el peor que recuerden. La madrugada del pasado 28 de abril, despertaban desolados por la terrible helada, que aunque la temían y auguraban, sienten la impotencia de no poderla prevenir ni evitar. Un mes de abril que además se califica como el menos lluvioso de los últimos 40 años, y que terminó de forma catastrófica,  desconociendo aún su alcance real.

Sin embargo, el agricultor no baja la guardia y pelea con sus herramientas y fuerzas -todas de las que dispone- para sacar adelante su campo, a pesar de seguir a merced de lo que el clima disponga. Como nos gusta decir, los hombres de campo, sabios y pacientes, tienen los pies en la tierra y la cabeza en el cielo, hoy con la mirada en su santo patrón.

Pasión por FERRATUS

Hoy, repasando mi correo, he leído una frase célebre :“ Cierra los ojos, pide un deseo”.

Yo, cierro los ojos … y me veo a mí misma, eso sí, más joven, soñadora, idealista, inexperta, luchadora. Creo que es porque viajo unos quince años atrás, cuando empecé en esto de hacer vino, de vivir por y para hacer vino.

Y pido un deseo y no se me ocurre otro que no sea convertirme en esa mujer que todavía no es, que no sabe si nunca llegara a ser, pero que anhela llevar un momento de placer a la boca y el corazón de quien tome sus amados vinos.

Soy esa loca romántica que cree que el vino es el arma para seducir,  el compañero para celebrar, el acompañante ideal para hacer que las veladas en soledad se conviertan en momentos de intimidad.

Apasionante, apasionada, pasión por las cosas bien hechas, pasión por FERRATUS: eso es lo que veo cuando cierro los ojos y pido un deseo.

María Luisa Cuevas, abril de 2017

FERRATUS consolida sus “Puntos Parker”

El pasado mes de diciembre, el Consejo Regulador de Ribera del Duero recibía a Luis Gutiérrez, hombre de confianza en España de Robert Parker, en su visita anual a nuestra región.

Gutiérrez cató excepcionales vinos de esta denominación, previamente seleccionados por él, entre los que figuraban las últimas añadas de tres de nuestros cuatro FERRATUS.

Los resultados los hemos conocido recientemente tras ser publicados por la revista americana The Wine Advocate, y todos nuestros vinos han superado la barrera de los 90 puntos. FERRATUS 2011 (90 puntos), FERRATUS Sensaciones 2010 (91 puntos) y FERRATUS Sensaciones Décimo 2005 (92 puntos), lo que consolida los resultados recibidos en ediciones anteriores. Sabemos que Gutiérrez da valor a los vinos en los que se reconoce su origen y que transmiten equilibrio y personalidad, y eso nos enorgullece.

Recibimos estas puntuaciones de Luis Gutiérrez como un premio a nuestro esfuerzo por hacer cada día las cosas mejor, manteniendo nuestra esencia que comienza con la selección del viñedo y del mejor fruto, y un interés exhaustivo por salvaguardar los parámetros de calidad en la elaboración de nuestros vinos.

La forja de un gran vino, FERRATUS Sensaciones

Luis Moreno Buj, periodista y gran conocedor del mundo del vino, nos dedica un bonito reportaje en Diario Levante que titula La forja de un gran vino, del que sacamos algunos extractos:

“Habiendo nacido en Aranda de Duero no es de extrañar que María Luisa Cuevas sienta pasión por los vinos, aunque su formación sea de letrada y su familia proceda del sector del acero…

… Cuentan con un viñedo excepcional en una zona ya de por sí privilegiada para la viticultura por suelo y clima. Sus viñas viejas de Tempranillo de más de 40 años … 

… María Luisa afirma que conoce personalmente cada una de las viñas de este lugar. Durante los días previos a la vendimia recorre sus hileras y prueba la fruta de todas ellas, de igual manera que realiza ella misma el muestreo del resto del viñedo, hasta completar las 15 hectáreas que tiene en propiedad la familia Cuevas Jiménez. Ninguno de los vinos que elaboran deja indiferente al que los prueba, …

… Con las uvas del pago de Santa Cruz hacen el FERRATUS Sensaciones, monovarietal de Tempranillo de cepas casi septuagenarias. El de 2009 es de aroma intenso, con gran presencia de fruta roja y negra y frutillos silvestres, con notas florales (violetas) y suaves especiados, madera muy bien integrada y evocación mineral. Cuerpo medio, con volumen, taninos maduros, gran impresión frutal, fresco y elegante. Si quieren emociones fuertes atrévanse con el FERRATUS Sensaciones Décimo 2005, vivo y más intenso todavía, afilado y penetrante”.