ETIQUETADO, LA CARTA DE PRESENTACIÓN DEL VINO

Fecha

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

El primer contacto que tenemos con un vino es a través de su etiqueta y contraetiqueta, que reúne gran cantidad de información muy variada, como una carta de presentación como ocurre en los vinos de Ferratus.

Con estos datos, podemos saber y conocer, más o menos, cómo va a ser ese vino antes de probarlo: referencia de su calidad, su proceso de elaboración o de su procedencia.

Cada vez, las etiquetas de vinos nos ofrecen más información sobre características del origen y elaboración del vino, datos legales, aspectos descriptivos o consejos de uso; gran parte de ello de manera obligatoria para cumplir las exigencias legales de venta. Mientras, otras etiquetas nos ofrecen más información sobre la personalidad del vino.

En el etiquetado debe constar:

  • Datos obligatorios:

Nombre del producto o marca comercial, es el nombre bajo el que se vende el vino. Además de ser información legal, nos sirve de referencia para conocer su calidad.

Productor, en el etiquetado tiene que ir reflejado el nombre o razón de la empresa productora y/o embotelladora. El prestigio o nombre de este, nos puede servir de guía o referencia y garantía como en nuestro caso.

Procedencia de la uva y lugar de elaboración del vino, en la etiqueta también encontramos información acerca del país de procedencia de la uva. Estos datos nos pueden aportar pistas sobre la región de procedencia, y cualidades del vino.

Denominación de Origen, si el vino forma parte de alguna Denominación de Origen, debe aparecer también en el etiquetado, junto al sello del Consejo Regulador de la Denominación de Origen que corresponda. Con ello, tendremos más información sobre sus características en función de los requisitos impuestos por cada Consejo Regulador: tipo de uva, porcentaje de cada variedad…

Añada, es el año de cosecha de la uva en el proceso de elaboración. Es un valor determinante en cuanto a la calidad de un vino en función de la climatología, condiciones de producción… Con estos datos, sabremos cuál es el momento óptimo para su consumo.

Volumen de alcohol, el etiquetado recoge también el contenido de alcohol, en un porcentaje total. Con esta información podremos conocer el cuerpo del vino, a mayor contenido en alcohol, más cuerpo.

Número de Lote: Información sobre el seguimiento y trazabilidad de los productos, con fines de control sanitario.

Presencia de sulfitos, si hay una concentración igual o superior a 10 miligramos por litro, deberá ir reflejado en sus etiquetas.

Capacidad de la botella, la medida más común suele ser 75 cl.

  • Otra información:

Crianza, nos aportará información del tiempo y proceso de envejecimiento al que ha sido sometido. Expresado en términos de crianza, reserva o gran reserva.

Variedad de la uva, el etiquetado mostrará si es un vino monovarietal o si han empleado diferentes variedades. Con las características de cada variedad podremos conocer su acidez, color, dulzor…

Descripción y notas de cata, en muchas ocasiones en la etiqueta del vino encontramos información adicional del mismo, forma de producción, premios, notas de cata.

Recomendaciones de servicio y maridaje, estas indicaciones por parte del productor pueden ser fundamentales a la hora de decantarnos por uno u otro vino. Sugerencias, temperatura ideal e información especial dentro de un código QR.

Más
Noticias

REGÍSTRATE Y RECIBIRÁS 10% DTO. PARA TU PRIMERA COMPRA

Recibe nuestras noticias

Y un descuento del 10% en tu primera compra

¿Cumples la edad legal de tu país para entrar en esta página de Ferratus?